jueves, 8 de octubre de 2009

20091008

CARICIAS

Y llegó la noche
en que ya no quieres caricias,
en que hay silencio y hastío
donde antes hubieron risas.
Llegó la noche de verano
donde el calor se transformó en frío
y los besos congelados
se rompieron en pedazos
tras su caída al vacío,
dentro de esa Nada
en que se han convertido
tu vida y una relación sin sentido.

6 comentarios:

Artlan dijo...

Bonito reto.
Suerte
en la travesía.

Tresschi dijo...

FUERA DE MI CABEZA¡¡¡

Ese frío es una sensación extraña al principio, pero después aparece la costumbre y te instalas en ello casi sin darte cuenta... y te haces cómodo en el vacío y ya nunca más se sale.

La Marca Amarilla dijo...

Artlan!!!

Gracias!!!

Igualmente!!!

;)

La Marca Amarilla dijo...

Tresschi!!!

Y ya nunca más se sale???

Muy cómodo se ha de estar...

Un saludo!! ;)

Tresschi dijo...

Más que comodidad entendida como tal, digamos que es mas un pensamientos de "más vale lo malo conocido...".

Ahora que lo estoy leyendo me parece que se acerca bastante al miedo a salir de una rutina establecida, pero tampoco sería tan sencillo.

Desde cuando eres psicoanalista, eh???

La Marca Amarilla dijo...

Jajaja ... Te entiendo, te entiendo, Tresschi!

Un saludo! :)